¡No te me achilcanes!

¡No te me achilcanes!

El Chilcano de Pisco, tiene una personalidad muy definida. Jugar con este clásico es un pecado. Aquí no hay fusiones y menos, confusiones. Es un cóctel único y hay que respetarlo tal cual es. Todo lo demás que se pueda crear alrededor de este clásico es sencillamente falta de imaginación y respeto.

Por eso considero que se debe presentar al Chilcano como un coctél único y muy peruano, más bien chalaco diría yo. Me parece un error llamarle Chilcano a todo lo que se le pone ginger ale. La gente se está colgando del Chilcano para presentar coctéles que no tienen nada que ver con este clásico tan nuestro. El entusiasmo es bueno, pero no podemos equivocarnos y crear chilcanos a diestra y siniestra, como si se tratara de jugos surtidos. Se está dando un mensaje equivocado, pero aún estamos a tiempo de retomar el rumbo.

Hans Hilburg

Maestro Cantinero

Extracto de una entrevista de Cosas, 2010


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.