¿Carnaval de Espirituosos?


Me acuerdo que por ahí por los años de 1998 en adelante se vendía un cóctel muy popular en el Café Bohemia, del Óvalo Gutiérrez, en Miraflores, que llevaba como componentes cuatro Espirituosos blancos, de una onza cada uno de ellos que eran: ron, tequila, gin, vodka y  terminado con una  onza de tripel Secy  sour mix , y a la coctelera se ha dicho! Luego, se servía en una copa balón de 16 onzas y  terminado con una buena dosis de Coca Cola, no había pierde, una borrachera total ¡asegurada! Era el famoso ¡”Long Island Ice Tea”! ahora, si cambiabas el triple sec por una onza de Jack Daniels, se convertía automáticamente en un ¡“Electric Ice Tea”! y  si cambiabas los mismos Espirituosos blancos, por rubios y  en lugar de Coca Cola completabas con 7up y  un toque de  Sloe Gin (macerado deendrinas en ginebra) el cóctel se llamaba ¡“Mongolian Mother Fucker!, que lisura, pero era lo que era, ¡tal cual!

Yo ubico este tipo de cocteles como ¡“divertidos y  loquitos”! y  que la verdad, eran y  siguen siendo sencillamente populares en los USA y  que como “Clásicos” nunca pasarán de moda, sobre todo en las fiestas juveniles y  durante los “spring breaks”.

Pero la pregunta sería: ¿Es correcto crear un coctel, con más de un Espirituoso en su composición?  ,personalmente creo que sí podría ser, pero como acabo de mencionar líneas arriba, en una “fiesta sin reglas”, donde todo  vale  y donde no podría faltar el “Ponche de la Casa”, donde entraba de todo, entre espirituosos, licores diversos, jugos de todo tipo y ¿por qué no? cervezas, vinos y  espumantes, ufff…que rico  bombón!

Pero por otro lado, la Coctelería Clásica, la de Autor y  en la Coctelería  en general,  me parece que está siendo mejor elaborada y  donde se está respetando siempre al Espirituoso base y  que es como debe de ser.

Cuando uno crea un coctel, lo primero que hay que elegir es el Espirituoso Base, llámese; Pisco, Tequila, Ron, etc. Luego ya vendrán los licores, jugos y  otros componentes que se elijan.

Algunas veces veo cantineros que elaboran cocteles hasta con tres diferentes espirituosos y  me acuerdo que esto sucedió en una prestigiosa Escuela de Coctelería durante una Presentación en un “Concurso de Pisco”, donde un participante utilizó una onza de Pisco, media de Tequila y  una de Gin, donde muchos quedamos sorprendidos, pues más desubicado no podía estar.

Creo sinceramente, que a un destilado, sea cual fuera, se le debe respetar, honrar y  hacerlo brillar en todo lo alto, pues es la estrella de un buen coctel y  donde todos los otros ingredientes giran alrededor de él. El dominio de un Espirituoso Base, debe de ser imponente, y  su personalidad nunca debe ser trastocada.

Y  es ahí, donde “la mano”, hábil y   sagaz   de un buen Cantinero, se luce apasionada en ese Espirituoso que debe de ser siempre la inspiración de tu creatividad.

¡AL PISCO TRÁTALO CON RESPETO Y  PRESÉNTALO CON ORGULLO!

HANS HILBURG VIVAR

Maestro Cantinero   


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.